Facebookinstagram

Este es el efecto que tiene la luz azul sobre nuestra piel

Ordenadores, móviles y televisores forman parte de nuestro día a día y es difícil imaginarnos una vida sin ellos. Sin embargo, la luz azul, que emiten estas pantallas, tiene unas consecuencias en nuestro cuerpo y ciertos riesgos para nuestra piel, que no deberíamos infravalorar. Os desvelamos, cómo os podéis proteger ante ellos y no tener que renunciar a los smartphones en un futuro.

La luz aporta energía, así como calor y tiene el efecto positivo de proporcionarnos bienestar. Sin embargo, la luz también tiene su lado oscuro. Los peligros causados por los rayos UV ya son conocidos por todos. Para protegernos ante ellos, aplicamos cremas que nos protegen ante el sol. Pero los rayos UV son sólo una pequeña parte de la luz del día. La mayor parte de los rayos solares son los llamados Blue Light (luz azul).

El nombre científico del Blue Light se denomina Luz HEV (High Energy Visible), en castellano, luz visible de alta energía y representa la luz de corta longitud del espectro de luz visible. Para nuestros ojos es más bien una luz blanca que azul.

La luz azul nos rodea durante el día de manera natural. En esta dosis, no hay consecuencias negativas. Sin embargo las fuentes de luz de las pantallas emiten la luz azul de manera muy intensa.

Un exceso de luz azul tiene consecuencias para el organismo

Un 84% de los alemanes pasar a diario unas 7 horas de media delante de las pantallas. Ya por la mañana, nuestro primer vistazo es al móvil, en el trabajo nos sentamos delante de los ordenadores y por la noche nos relajamos viendo una serie en el portátil mientras navegamos por internet en nuestra tablet. Debido a estas costumbres, nuestro cuerpo, en especial nuestro rostro, está altamente expuesto a los rayos de la luz azul.

Dormir mejor

La luz azul influye de forma negativa en nuestro ciclo sueño-vigilia. Suprime la hormona del sueño melatonina, de forma que el cuerpo permanece despierto. Es decir que aquellos que evitan las pantallas una hora antes de acostarse, minimizan la probabilidad de tener problemas a la hora de conciliar el sueño.

La luz azul penetra en la piel

Los rayos cargados de energía de la luz azul penetran en profundidad en la piel, más que los rayos UV, y pueden dañar las células bajo la piel. Con ello se estimula la creación de radicales libres. Éstos pueden romper las estructuras celulares a largo plazo. Y como consecuencia, disminuye la elasticidad de la piel. En especial en las zonas de la barbilla y los pómulos se eleva el riesgo de manchas de pigmentación y arruguitas. Por ello se está pre-programando un envejecimiento prematuro de la piel. Las consecuencias de la luz azul se relaciona con el término “Digital Aging” – envejecimiento digital.

Protector natural contra el envejecimiento digital

Una sustancia activa natural, que filtra la luz azul es la luteína. Se obtiene la flor tagete y pertenece a carotenoides. Gracias a su estructura química, la luteína puede neutralizar los componentes dañinos de la luz azul. Las investigaciones científicas muestras, que la luteína absorbe la luz azul y con ello permite prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, al proteger las células.

Nuestro aceite facial 3 en 1

El aceite facial vegano tiene un triple efecto:
· Contra la luz azul
· Contra los radicales libres
· Contra en envejecimiento prematuro de la piel
Su innovador filtro Blue-Light con luteína tiene un efecto anti-oxidante y protege la piel ante la luz azul de las pantallas. Por su triple eficacia extraordinaria, el aceite facial 3 en 1 ha sido galardonado con el premio “Victoires de la Beauté” y con el premio europeo a la innovación BSB.

Detox digital

A pesar de que en ocasiones nos resulte difícil aparcar el móvil: pausas sin pantallas nos permiten relajar los ojos y evitan una carga excesiva de estos rayos a nuestra piel.

Facebookinstagram